header-pre:
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

On 24, Nov 2017 | No Comments | In Diseño | By coolhuntermx

‘Una de las marcas que fabricaba La Central eran los cerillos “Clásicos de Lujo” que tenían en la cajita una venus de milo y que salieron a la venta en 1940’

Tags | , , , ,

UNO DE LOS MÁS ENIGMÁTICOS DISEÑOS MEXICANOS ES PROBABLEMENTE EL CLÁSICO PAISAJE –CASI SURREALISTA– DE LA CAJITA DE CERILLOS LA CENTRAL.

Viernes 23/11 2017

FOTO: Cortesía
TEXTO: Aldo Solano Rojas

Fundada en 1885 en el Puerto de Veracruz, por los hermanos Mendizábal, la Fábrica de Fósforos y Cerillos fue la primera planta industrializada en México de este producto. Por su cercanía a la estación central de ferrocarriles de esa ciudad, la gente empezó a referirse a la planta como “La Central”. Rápidamente la fábrica tomó el nombre popular y su iconografía: una locomotora.

Tres años después la fábrica se restablecería en la Ciudad de México, y desde 1902 la locomotora estaría presente en todas las cajas de cerillos, independientemente de la marca o sub-marca que fuera, justo ahí es en donde nacería el azaroso diseño que conocemos hoy.

Una de las marcas que fabricaba La Central eran los cerillos “Clásicos de Lujo” que tenían en la cajita una venus de milo y que salieron a la venta en 1940. Sabemos que el diseño de la caja fue hecho por el entonces director de la fábrica Daniel Montull, la Venus de Milo en este momento aparecía sola.

Además de “Clásicos de Lujo”, también se vendían los cerillos “Clásicos” estos en su caja tenían una representación de Zeus junto con la locomotora de la Central. Posteriormente las marcas de fusionarían para ser solamente Clásicos de Lujo, en esta fusión el Zeus sería eliminado, conservando a la Venus de Milo, junto a la locomotora y el Partenón de la Acrópolis de Atenas haría su aparición, formando un extraño paisaje.

La composición y elección de elementos de Clásicos de Lujo, si hubieran sido más que una fusión de marcas y elementos referenciales a la cultura clásica, bien podrían ser uno de los paisajes metafísicos de Giorgio de Chirico de la década de 1920. Sin duda, Clásicos de Lujo es un diseño azaroso, casi absurdo y que funciona más por su antigüedad que por su composición, sin embargo es un vivo documento de las marcas y de la historia de la fábrica La Central.

Aware