UN PROYECTO ARTISTICO QUE BUSCA DEVOLVER LA IDENTIDAD DE LAS PERSONAS A CAUSA DEL COVID-19

El COVID como pandemia mundial ha trastocado prácticamente todas las áreas de la actividad humana; los protocolos para combatir su propagación y los contagios han creado placebos psicológicos que aluden a remedios desde lo científico hasta lo espiritual.

A nivel humano estos mecanismos como los cubre bocas y caretas plásticas por nombrar algunos son universalmente aceptados, pero también administran una visión unificadora y transversal que permite la abstracción parcial de la identidad para lograr amansar y docilizar a la población en aras del bien común y la seguridad social.

Devolver la identidad a través de un proyecto artístico como proporcionar cubre bocas impresos con la imagen de la misma porción del rostro sustraída por estos se vuelve entonces un acto contestatario; un acto que devuelve la cara y provee de sentido de empoderamiento a quienes lo portan sin la pérdida del status quo que exige el colectivo y la masa como políticamente correcto.

Desde un restaurante de tradición culinaria en la ciudad de Puebla -La Noria- sus socios y asociados en conjunto con la artista Dulce Pinzón pretenden devolverles a los empleados del restaurante su dignidad y su sentido de utilidad que ha sido desprovisto por una parte por el mal manejo de las políticas públicas y por otro lado por el colapso de la economía global.

Al reincorporarlos a sus trabajos pretendemos con este proyecto artístico ser responsables con los protocolos de salud y darles a los y las trabajadorxs una herramienta de trabajo devolviéndoles su identidad y además hacer un llamado a reflexionar y a exigir en colectivo a las autoridades no descuidar lo elemental que es proteger las fuentes de trabajo.

#SinSillasVacias

#Estamoslistos


Fecha de Publicación:
Miércoles 19/08 2020



Comentarios