UNA BREVE REFLEXIÓN SOBRE LA VISITA DEL LABORATORIO DE INVESTIGACIÓN Y DISEÑO DE IKEA.

Desde la llegada de IKEA, y el anuncio de una próxima apertura de una sede en Monterrey, ya teníamos una idea del interés de la empresa escandinava por invertir e incidir en el joven mercado de diseño en el país. Este año también se hizo presente a través de la pop-up de SPACE10 con el tema ‘Más allá del diseño centrado en el ser humano’.

Esta iniciativa apoyada por IKEA se presenta como un laboratorio de investigación y diseño en el que “evalúan nuevas oportunidades, se informa sobre estrategias, construyen nuevas alianzas y diseñan soluciones innovadoras para algunos de los principales cambios sociales en el planeta”. Varios cuestionamientos surgen a partir de esto, –pero vamos por partes.

Vinieron con un programa curado en colaboración con Mario Ballesteros que consistió en 14 días de charlas, eventos, exposiciones, talleres, experiencias gastronómicas y un hackathon en Loot. Controlaron el acceso a través de un registro por cuestiones pandémicas, pero hubo un promedio de 80 participantes en cada actividad. Se dieron cita profesionales del diseño local e internacional, también ampliaron la conversación a perfiles del ámbito político, la gastronomía, el arte y la arquitectura; además de académicxs, empresarixs y activistas para discutir las mismas inquietudes de siempre en la disciplina: ¿Cómo el diseño puede construir mejores condiciones para un mañana más deseable?

Un momento para cuestionar(nos)

Por supuesto destacamos la charla “Tomorrow’s Design Media” donde participó nuestra subdirectora Abigail Quesnel, junto a Mónica Arellano de ArchDaily Mx, Fernanda Sella de Elle Deco y Louis Harnett O’meara, corresponsal de Monocle. Fue la oportunidad para cuestionar muchas cosas como ¿por qué las actividades se llevaron a cabo en inglés? y ¿qué tan dispuesto vienes a colaborar si lo haces a través de la imposición de un idioma en otro país? Preguntarnos que tanto el contexto actual nos exige ser cada vez más congruentes con lo que decimos y hacemos.

Además de evidenciar una responsabilidad en medios especializados por difundir más el trabajo de mujeres; porque no es que haya más diseñadores que diseñadoras, es que no se habla tanto de su trabajo, puntualizó Abi Quesnel.

Si te la perdiste te recomendamos escucharla aquí.

Investigación sobre materiales locales

Una de sus principales actividades fue la investigación sobre biomateriales locales. Deconstructed Home consistió en un programa de seis semanas intensas de investigación y experimentación. Cinco diseñadorxs mexicanxs junto a SPACE10, identificaron y exploraron nuevas posibilidades y usos para un material local de su elección. Taina Campos y el colectivo de mujeres campesinas Mujeres de la Tierra generaron Artículos de protección. Aprovecharon los residuos como la hoja de maíz para hacer contenedores y evitar el uso de plástico para transportar los alimentos que elaboran.

Por otro lado, Gabo Calvillo, utilizó cera de abeja para moldear potes y piqueras; y así generar estructuras para las colmenas nativas. Hogares para la miel es “una colaboración interespecie, en la que los humanos prefabrican los cimientos y las abejas terminan la construcción”. 

Entre otros proyectos, se encuentra el proyecto Construyendo con la Tierra de Karen Kerstin Poulain; Tejiendo Reliquias donde usan la fibra de tamarindo en hilo para aplicaciones textiles de Paloma Morán; y el uso de la cáscara de rambután para crear objetos para el hogar por Bertín López. El proyecto de biomateriales Deconstructed Home continuará exhibiéndose en México tras su debut en LOOT; posteriormente se exhibirá en Casa UC en colaboración con What Design Can Do México y la Universidad de la Comunicación. Y finalmente viajará al PAD, en Guadalajara.

***

Por otra parte, Sheila Fakurnejad, quien encabeza el área creativa y de producción de SPACE10, responde a la pregunta: ¿a qué vinieron a México?

Nuestra intención para el pop-up de Ciudad de México es conocer y colaborar con personas con visión de futuro en su entorno local para obtener nuevas perspectivas y ampliar nuestros conocimientos junto a una comunidad global. Nuestra esperanza es que el programa en México provoque nuestra imaginación colectiva y nos ayude a calificar nuevas oportunidades, a construir nuevas asociaciones y a diseñar nuevas soluciones…

Sheila Fakurnejad

Hay una delgada línea entre la palabra obtener y extraer ¿o son lo mismo? Sobre todo en procesos de diseño, que suele ser una disciplina con una visión muy extractivista. Se busca investigar y extraer la mayor información posible para un fin, que usualmente suele ser para intereses privados o comerciales. Es por ello que es necesario cuestionar este tipo de proyectos y hacer la típica pregunta: ¿y después de esto qué? ¿Quién se adueña de la investigación y bajo qué fines?

Por supuesto que hay un intercambio de saberes y colaboraciones que propician nuevos diálogos en el ámbito creativo pero, ¿a qué costo? y ¿cuáles son esas relaciones de poder y sus condicionantes al tratarse de una iniciativa extranjera que viene a invertir e investigar? Ciertamente no tenemos la suficiente información y tiempo para responderla. El tiempo dirá qué tanto benefició a la comunidad local de diseño.



  • Redacción Coolhuntermx

  • FOTOS: Cortesía Space10

Fecha de Publicación:
Martes 12/04 2022