header-pre:
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

On 11, Oct 2017 | No Comments | In Diseño | By coolhuntermx

‘La estampilla conmemorativa del eclipse de 1970 es ni más ni menos que una invitación internacional en todos los idiomas a presenciar el anticipado fenómeno astronómico’

Tags | , , , ,

EN 1970 MIAHUATLÁN, OAXACA FUE LA ‘CAPITAL CIENTÍFICA DEL MUNDO’ POR UN ECLIPSE TOTAL DE SOL, POCOS LO RECUERDAN, SÓLO QUEDA UNA ESTAMPILLA CONMEMORATIVA
Miércoles 11/10 2017

_

__

FOTOS: Cortesía
TEXTO: Aldo Solano Rojas

_

_

Tal vez uno de los trabajos menos conocidos de Lance Wyman sea el timbre postal conmemorativo del eclipse de sol total de 1970, visible en el sureste mexicano.

Este timbre se inserta de lleno en la estética psicodélica de los afiches y anuncios de rock vigentes hasta entrada dicha década. Consistente con otros trabajos postales de Wyman, el timbre se dispone más como un póster de tamaño grande que como una miniatura. La estampilla experimenta en formas y libertad tipográfica a pesar de su reducido tamaño.

Las palabras “Eclipse de sol” se repiten ondulantes y superpuestas en español, ruso, inglés, alemán, francés, chino y japonés. Crean un horizonte montañoso de alternancia gris y blanca, la tipografía nos dibuja un paisaje; coronado por un esquemático sol eclipsado del que sólo vemos la corona sobre un cielo en penumbra.

La variedad idiomática de esta estampilla se debe a la inmensa difusión del evento astronómico y al interés de la comunidad científica internacional. Investigadores y aficionados de todo el mundo desde 1969 planeaban reunirse en Miahuatlán, Oaxaca para observar el eclipse. El poblado fue escogido por tener la menor probabilidad de nubosidad en las zonas donde sería visible el eclipse, tanto que se le llamó temporalmente “La Capital Científica del Mundo”. El mismo poblado erigió un arco de bienvenida de madera con la leyenda “Bienvenidos” en todos los idiomas que incluye la estampilla conmemorativa menos el chino. Es probable que la disposición sinuosa de la tipografía, esté haciendo referencia al valle de Miahuatlán, en específico al cerro del Metate, en donde se colocaron los observadores y sus instrumentos.

El especial entusiasmo entorno a este eclipse por parte de la comunidad científica se debió a que se harían mediciones con nuevos aparatos astronómicos por primera vez.

Este ejercicio de diseño se percibe más libre y experimental, sobre todo en contraste con otros ejercicios de Wyman en el diseño de estampillas. Tal vez por su experimentación es un timbre más inserto en su contexto temporal y menos neutral y universal que otros. No obstante se trata nuevamente, de una libre experimentación y actualización del lenguaje postal, que contrasta con los demás ejemplos contemporáneos muchas veces ortodoxos y poco atractivos.

Así, se pueden rastrear las tendencias estilísticas gráficas de la época que rápidamente se alejan de diseños anteriores del mismo Wyman, ya sea por tratarse de una estampilla única, caso distinto a las largas series de años anteriores como la preolímpica y la olímpica; o por la paleta cromática, que es completamente opuesta a la variedad colorida y brillante de los ejemplos de 1967 y 1968.

Pocos años más tarde podemos identificar una directa referencia al timbre de Wyman en un volante promocional de una tocada de rock en el Salón Chicago de la Ciudad de México que, entre otras bandas, anuncia a Three Souls in My Mind, posteriormente llamada El Tri. “1ra gran tardeada” se lee dentro de un círculo, es una especie de sol, muy similar al eclipsado del timbre de 1970. Debajo, otros ejercicios tipográficos psicodélicos, más libres a la vez que improvisados y rudimentarios que los del timbre de Wyman, un claro ejemplo de la gráfica rústica y con poco presupuesto de la mitad de la década del 70 en México con decantación del alto diseño de la época.

La estampilla conmemorativa del eclipse de 1970 es ni más ni menos que una invitación internacional en todos los idiomas a presenciar el anticipado fenómeno astronómico, desde 1969 ya se tenía el lugar idóneo de observación; México abrió sus puertas y en todos los idiomas invitó a la comunidad científica a través de un diseño psicodélico casi hippie. Un caso excepcional en la historia del diseño gráfico mexicano.

_

NOTAS RELACIONADAS:

Scribe, el cuaderno de varias generaciones

Arte y Cultura CDMX – Agenda de Octubre y Noviembre

México Te Quiero Pin, el diseño de Wyman para apoyar a México
Aware