fbpx
header-pre:
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

On 10, Sep 2018|In Moda | By coolhuntermx

‘Como parte de su crecimiento Weimar Youths cambiará su nombre a Liberal Youth Ministry. Lo cual se debe a la evolución de la marca y su búsqueda por integrarse al mercado internacional’

Tags | , , , , , , ,

HABLAR CON ANTONIO ZARAGOZA ES TODA UNA EXPERIENCIA. UN JOVEN TAPATÍO QUE HACE DOS AÑOS FUNDÓ SU MARCA, WEIMAR YOUTHS. LA PLÁTICA SE LLENÓ DE REFERENCIAS FILOSÓFICAS, CULTURA PUNK, GROUNGE E HISTORIA DEL PAÍS VECINO.

Lunes 10/09 2018

FOTOS: Iván Tamayo
TEXTO: Isra Vázquez
PRODUCCIÓN: Weimar Youths
MODELO: Kévin Saint
Av. Chapultepec 223 int. 48 A, Col. Moderna, Guadalajara

Weimar Youths tiene una estética basada en la rebeldía, en los tabúes y el sufrimiento adolescente. Antonio Zaragoza inspira sus diseños en temas que podrían resultar antiestéticos, y de ahí parten prendas que transgreden y conmocionan.

¿Cómo y cuándo surge la marca?

Surgió hace dos años. Tenía antes un proyecto que se llamaba Momo, el cual estuvo integrado por dos colecciones. Al buscar inspiración para la tercera, me di cuenta que el proyecto no era a lo que me quería dedicar. No me satisfacía. Fue entonces cuando empecé a buscar constituir ya una marca más formalmente. En mi proceso creativo, me encontré con unos poemas de William Burroughs donde aparecía la frase Weimar youths y la aparté porque me pareció interesante. Fue ahí cuando supe que quería hacer una nueva marca que hablará de la adolescencia, la juventud, la rebeldía, el grunge y todas esas cosas que en mi vida me han inspirado. Decidí que ese nombre quería porque sentía que lo necesitaba.

Weimar es una localidad alemana donde nació la Bauhaus, icónica escuela de arte y diseño. A mi parecer sus estudiantes fueron los primeros punks. Hacían destrozos en la ciudad, el pueblo los odiaba. Weimar Youths surgió de la necesidad de hacer ropa que yo quisiera, que mis amigos quisieran.

Antonio considera que el proceso creativo es algo natural en Weimar Youths. Sus referencias provienen de redes sociales, recomendaciones y experiencias con sus amigos, la música que escucha… Esto es por el hecho que la marca es un reflejo de las cosas que le gustan, así que no son temas ajenos a él. Otro dato interesante es el patronaje, el cual en ocasiones ha resultado de piezas que encuentra en su proceso de investigación en mercados de segunda.

Entre las películas que inspiran la estética de la marca podemos encontrar referencias como Elephant, Paranoid Park y Last Days del director Gus Van Sant; Gummo y Trash Hummpers de Harmony Korine y Blue Velvet de David Lynch, Los idiotas de Lars Von Trier y Kids de Larry Clark. En cuanto a música Ariel Pink, The Jesus and Mary Chain, Smashing Pumpkins, Mazzy Star, Grauzone, entre otros. Catherine Opie, Nicola Samori, William Borroughs, Francis Bacon y Gerhard Richter están entre los artistas que influyen en Antonio.

No soy yo buscando inspiración de algo. Son cosas que toda mi vida me han gustado: cosas que saco de mi cuarto, anotaciones viejas, cuadernos, libros viejos, películas que ya había visto y vuelvo a ellas

Me gusta que todo tenga un concepto detrás. Las prendas tienen sentimiento. Las etiquetas están también pensadas, tienen una leyenda que dice “For all the fucked up children of this world”, es mi pequeño universo, por así decirlo.

Las prendas se producen en Guadalajara, en su gran mayoría los insumos son nacionales. El equipo está integrado por una patronista, tres costureras, una persona que trabaja la piel, un diseñador gráfico, y Antonio.

Las prendas no responden a una temporalidad. Se realiza una colección por año, la cual muta con las estaciones. Agregando piezas cada dos o tres meses.

¿Qué opinas del panorama de la moda en México?

Es complicado pensar en ello. Exportamos productos, pero no somos conocidos a nivel internacional por exportar moda. Me gusta ser optimista, pero creo que tiene mucho que ver con la educación de la gente. Desde chicos nos enseñan a ver el mundo de cierta forma, y a vernos como mexicanos de cierta forma. En mi caso, me siento bien con la marca. Mucha gente me ha apoyado y comercialmente voy bien. Pero veo que otras marcas sufren, no encuentran su lugar. Las marcas posicionadas hacen vestido de noche o novias, y si quieres hacer algo diferente te topas con pared. El gobierno no apoya tanto la cultura. Quiero ser optimista, pero en ocasiones la gente es complicada, somos muy borregos y eso no está bien.

La primer colección de la marca fue Teen Graveyard. Está inspirada en las high school, la angustia adolescente, halloween y elementos que predominan en la cultura joven norteamericana. El segundo proyecto fue Swan, continuando bajo esa línea pero con evidente influencia de la serie de Netflix, Dark. En esta colección se integran además elementos del grunge de los años 90.

Como parte de su crecimiento Weimar Youths cambiará su nombre a Liberal Youth Ministry, L.Y.M. Lo cual se debe a la evolución de la marca y su búsqueda por integrarse al mercado internacional. Su director creativo considera que el utilizar el nombre de una localidad europea limita tanto geográfica como creativamente a la marca.

Me gustaría que esto hablará de algo más global. De repente de manera creativa, me sentía acorralado a hacer cierta estética. La marca siempre seguirá una línea. El cambiar de nombre me permitirá hablar de otras cosas. Siento que lo necesita la marca. Liberal Youth Ministry surge de temas corporativos, y sale de los centros de ayuda para jóvenes.

La siguiente colección será más libre y propositiva, abordará otro punto de vista de la juventud. Buscará hablar de la tropicalización que se le da en el país a la moda extranjera, y especialmente, del choque cultural entre México y Estados Unidos. Integrará elementos como drogas, sexualidad, pobreza y marginación.

No es un cambio, es una evolución. Creativamente tengo que estar evolucionando y aprender más cosas. El punto de la marca es llegar a un nivel internacional y no me puedo segmentar a temas o estilos. Ahora tengo muchas cosas más que decir. Todo esto surgió a partir de mis planes de llevar la marca a otro países.

La rebeldía siempre estará presente. Pero busco subir otro nivel, abordar temas más globales. Ir mutando a otras cosas, y unir estas nuevas ideas con lo que ya existe.

Liberal Youth Ministry, reza la placa junto a la puerta del 48A, del edificio Chapultepec, donde se encuentran las oficinas y showroom de la marca. Antonio Zaragoza ha logrado plasmar en sus prendas el adolecer y la rebeldía de los jóvenes, y seguro entregará una tercera colección que nos sorprenderá tanto como sus predecesoras.

Puedes visitar el showroom bajo previa cita, solicitando al correo m@weimaryouths.com.

 

Aware