header-pre:
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

On 16, Feb 2018|In Diseño | By coolhuntermx

‘Un referente más dentro de la cultura colectiva de México’

Tags | , , , ,

CASI SIEMPRE, AL HABLAR DE DISEÑO INDUSTRIAL NOS LIMITAMOS A MUEBLES, MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN, TECNOLOGÍA, ETC. PERO, ¿QUÉ HAY DE LA COMIDA?

Viernes 16/02 2018

FOTOS: Cortesía
TEXTO: Aldo Rojas

En México una importante fábrica de pastas de trigo comestibles ha innovado y llenado nuestros platos y barrigas con buenos diseños comestibles desde 1920, se trata de la fábrica de pastas comestibles La Moderna.

Originaria del estado de Hidalgo, esta fábrica fue fundada por migrantes de origen alemán, cambió muchas veces de dueños y de administradores debido a que la pasta de trigo no era popular en la alimentación mexicana a principios del s. XX, de hecho, la gente no sabía qué hacer con ella. Poco a poco y ganando clientes la fábrica dominó el centro del país, y hasta los años setenta empezó a producir en otras partes de la república, así como otros productos como galletas y panes; así, el uso de la pasta de trigo en sopas, ensaladas, etc., se popularizó en México, a tal grado que ahora es impensable un menú de cualquier fonda sin pasta.

El logotipo, característica importante de esta empresa, estuvo a cargo del diseñador gráfico Lance Wyman, quien en 1970 utilizó los distintos modelos de pasta para crear un logo que también incursiona en el campo de la tipografía. Fideos, estrellitas, codos, tornillos y tallarines, todos amarillos sobre un fondo negro forman la ahora inconfundible marca de pastas mexicana. La D, hecha a partir de un muy bonito y esquematizado codito, así como la R de fideos y la N de tallarín, nos recuerdan al op art, algo similar al logo de Renault de Victor Vasarely, ambos de la misma década.

 

 

Wyman fue más lejos de la aplicación de su diseño en los empaques, funcionando también en las cajas estibadas, los camiones de transporte de la mercancía y las fábricas. La repetición del logo en amarillo y negro se volvió tan importante como los componentes de cada una de las letras comestibles.

Como un buen logo, el de Wyman volvió un clásico el nombre y la imagen de la fábrica de pastas, creando un referente más dentro de la cultura colectiva de México.

Muchos de los diseños de las pastas son únicos de México, como las estrellitas o la munición, diseños anónimos que comemos diariamente, otros modelos de pasta son universales y desde 1920 se replican en México a la perfección, todos envasados con el logo de uno de los más importantes diseñadores gráficos del s. XX.

 

Aware