header-pre:
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

On 30, Jul 2018|In Moda | By coolhuntermx

‘ La marca nace de la admiración por las artesanías mexicanas y las mujeres que la realizan’

Tags | , , , ,

VESTIDOS ÚNICOS HECHOS CON TÉCNICAS ARTESANALES Y BORDADOS HECHOS A MANO.

Lunes 30/07 2018

FOTOS: Cortesía
TEXTO: María Nájera

Claudia Toffano es una marca de vestidos de novia bordados a mano por comunidades de artesanas. La marca nace de la admiración por las artesanías mexicanas y las mujeres que la realizan, así, inspirándose en sus bordados tradicionales, crean vestidos de novia únicos, vestidos que dan vida a nuestras tradiciones.

La idea surgió hace aproximadamente dos años, cuando Claudia Toffano diseñó una colección de ropa: Ambøø, inspirada por la indumentaria indígena de diferentes etnias mexicanas como parte de su proyecto de titulación de la carrera Diseño Textil y Moda en la Universidad Centro de Diseño.

Para realizar esta colección trabajó junto con artesanas Mazahuas de una comunidad llamada Los Remedios en el Estado de México, que bordaron cada prenda a mano, buscando crear un nuevo vínculo entre la artesanía y el diseño.

Desde la primera vez que trabajé con estas artesanas, vi sus ganas de aprender, crecer y salir adelante. Al estar con las artesanas, me vuelvo más sensible y recuerdo que todos tenemos un sueño. Mi sueño es lograr que las artesanas mexicanas valoren y estén orgullosas de su gran trabajo. Quiero que estas talentosas mujeres lleguen a cumplir sus sueños y logren sus metas.

A partir de crear Ambøø y convivir con las artesanas, surge la idea de crear Claudia Toffano una marca conformada y dirigida 100% por mujeres que lanzó su primera colección el año pasado y la segunda en Marzo de este año.

Al frente del proyecto se encuentran:

  1. Las artesanas que logran que cada vestido sea único, con sus técnicas artesanales y sus bordados hechos a mano. Hoy en día colaboramos con 13 artesanas de 3 comunidades distintas, Xalpanchingo, Zoatecpan y Pinahuista todas en el Estado de Puebla.
  2. La fundación Saber para la Vida, es el intermediario entre la marca Claudia Toffano y las artesanas. Saber para la Vida es una asociación civil, dedicada a la formación de mujeres para su crecimiento personal y autonomía económica. Desarrollan proyectos sociales en los que capacitan y asesoran a comunidades productoras de mujeres, vinculándolas con empresas que buscan productos elaborados a mano, bajo condiciones comerciales más equitativas.
  3. El equipo de costura y confección
  4.  La diseñadora y fundadora de la marca Claudia Toffano.

Las artesanas de cada comunidad tienen su propia forma de bordar, como sus madres les enseñaron, por lo que cada vestido es diseñado para aprovechar las diferencias en técnicas de bordado. Cada comunidad aporta algo único de sus tradiciones a los vestidos. Las artesanas nombran cada vestido que bordan, como por ejemplo Milmiauat, que significa flor de maíz en Náhuatl.

La filosofía de Claudia Toffano es retribuir el esfuerzo de estas maravillosas mujeres con respeto y un trabajo bien remunerado además de motivar a futuras generaciones para restablecer y valorar el tejido social de nuestras comunidades indígenas.

Para entender un poco más como funciona este proyecto entrevistamos a Claudia Toffano:

Cuéntanos un poco acerca de cómo es tener una marca independiente de vestidos de novia en México.

Es emocionante y retador, ya que hay mucha competencia de marcas muy grandes y reconocidas. Me encanta la idea de ofrecerles a las novias algo distinto, vestidos que cuentan una historia, vestidos hechos en su país. Quiero que las novias puedan portar con orgullo sus raíces mexicanas, y que sepan que con su vestido están ayudando a que esta gran tradición no se pierda.

¿Dónde se producen las piezas y cómo funciona la intervención de las artesanas textiles?

Nuestros vestidos se producen en la Ciudad de México y se bordan en Cuetzalan, Puebla. Si existe un proceso artesanal en su elaboración. Las telas son compradas lisas y después son bordadas a mano por las artesanas. Los vestidos tienen desde 60 hasta 520 horas de trabajo artesanal. Decidí que nuestra producción sería de manera artesanal y no industrial ya que quiero crear una marca más consciente y seguir el movimiento de slow fashion. Crear una marca que tenga algo mas allá de la apariencia física y de lo material, que cada prenda tenga una historia que contar. Al hacer mi producción artesanal, cada vestido se vuelve único y original, ningún vestido será igual.

Claudia Toffano busca unir la artesanía y el diseño para valorar y rescatar la tradición y el arte popular mexicano. Colaboramos con artesanas brindándoles herramientas para entrar en el mercado del diseño mexicano de una manera justa y sostenible.

Su showroom está ubicado en Polanco en la Ciudad de México siendo por el momento el único punto de venta de la marca. Más adelante se venderán los vestidos en distintas boutiques seleccionadas del país y la intención es expandirse a un mercado internacional.

 

Aware