UNA OPORTUNIDAD PARA HABLAR SOBRE LA DISPARIDAD DE LOS SALARIOS DE DISEÑADORES EN MÉXICO.

En conmemoración al surgimiento de International Council of Graphic Design Associations, fundado el 27 de abril de 1963, es que se celebra el Día Mundial del Diseño. A 52 años de formarse esta comunidad internacional de creativos, en el ámbito local se encuentran otras realidades donde destacamos una de ellas: los salarios de diseñadores.

¿Cuánto percibe un diseñador?

Pocas o nulas investigaciones de la República Mexicana donde se precise este dato, sólo métricas en sitios de empleos que recopilan información de los aspirantes y reclutadores. De hecho, en la investigación realizada por el IMCO y Motion Picture Association titulada Industrias Creativas & Obra Protegida, no aparecen los términos de arquitectura y diseño. Entre una lista de las principales industrias creativas sólo aparecen interiorismo, producción de audiovisuales, editorial y fabricación de prendas.

Según datos obtenidos en sondeos realizados a usuarios de LinkedIn en Ciudad de México, el promedio de un diseñador gráfico es de $10,100 MXN, es decir, 125,000 MXN al año. Estos números en un rango de $6,000 MXN como el salario más bajo y un máximo de 18,000 MXN.

Y sobre estadísticas oficiales, según INEGI, durante el segundo trimestre del 2018, la población trabajadora era de 53.8 millones y sólo 2.5 millones de personas perciben más de $13,254 MXN.

¿Cuál es el perfil profesional solicitado?

Según los datos de sitios de outsourcing y empleos, más del 50% de las vacantes publicadas piden a un “todologo” desempeñando otras especialidades. Desde hacer video, pos producción, community management, animación, programación, entre otras.

Y eso sin contemplar las condiciones laborales y las horas de trabajo que oscilan entre 40 a 46 horas a la semana. Solo un poco debajo se encuentra el salario para medio tiempo que establece 35 horas.

En búsqueda de un salario justo

¿Cómo puede enfrentarse el diseñador con estos sueldos para tener una buena calidad de vida? Considerando también, lo que implica la renta de un departamento y demás gastos. Y eso sin dejar de lado las condiciones que se enfrentan los que hacen freelance, un tema aparte en el que debe profundizar. Pero ¿qué consideraciones y criterios están tomando las empresas para establecer los tabuladores? ¿Cómo ir ganando terreno en la percepción que tienen las empresas sobre estos puestos y su impacto en el organigrama de trabajo?



  • FOTO: Coolhuntermx

Fecha de Publicación:
Viernes 26/04 2019