DENTRO DE UNAS PUERTAS INSPIRADAS EN LA TRADICIONAL ARQUITECTURA JAPONESA ESTÁ UNA NUEVA EXPERIENCIA GASTRONÓMICA QUE NOS TRANSPORTA A OTRO PAÍS.

El nombre de Hiroshi Kawahito no es ajeno a ningún amante de la cocina japonesa en la Ciudad de México. El chef de origen nipón ha participado en proyectos como Zoku, Blanco Colima, Rokai y Deigo. Hiroshi domina la gastronomía de Japón, su personalidad relajada evoca a California, donde creció y conoce bien el mercado mexicano. Todas estas características combinan a la perfección con el nuevo lugar de hand roll en la calle Colima de la Colonia Roma: San-tō.

Las puertas parecen inspiradas en la tradicional arquitectura japonesa. Un par de hojas de celosia de madera que se deslizan a los lados para dar la bienvenida a los transeúntes. El interior parece un cuadro en la penumbra, la barra de madera al centro contrasta con el concreto del espacio pero se acentúa con la iluminación cálida. Al centro de la barra se encuentran trabajando en los deliciosos platillos que integran el menú, con una contrabarra coronada con destilados de origen japonés. 

Se coloca una pequeña placa de piedra con un par de jícamas en conserva, un poco de jengibre fresco y wasabi. El menú está diseñado para ordenar una opción pre diseñada o ir pidiendo conforme antojo. Para empezar los Hiroshito Peppers son chiles preparados con salsa ponzu y sazonados con especias, la intención es tomarlos del tallo y comerlos a mordidas. El Santo Tiradito es un sashimi de atún sobre fideo de arroz y con un top de hueva de salmón con una salsa, una opción fresca para quien gusta del pescado. La Sopa Miso podría pensarse como un básico, pero la que se prepara en San-tō es excepcional. La clásica sopa con pequeños cubos de tofu se coloca como uno de los imperdibles. 

También se elaboran especiales del día, en nuestra visita tocó una ensalada de espinaca con piel frita de salmón con la sazón perfecta. Pero la especialidad en San-tō son los hand roll. Sobre una lámina de crujiente alga se coloca arroz blanco al vapor y el ingrediente del especial. La técnica es tomarlo con las manos en cuanto se sirva, mojar un poco en la salsa de soya y comerse para que el alga continúe crujiente. Destaca el Hamacho Negi Truffa, preparado con atún aleta amarilla y la salsa de soya con aceite de trufa, toda una experiencia culinaria.

Se tiene planeada una carta de coctelería pero al momento se cuenta con cervezas, whisky y por supuesto sake de origen japones. En el caso del sake se puede ordenar una jarra de la casa o un Dry Sake Cup, un pequeño frasco sellado como lata que se puede disfrutar a lo largo de la comida. 

San-tō tiene comida japonesa de excelente calidad, con insumos de origen nipón y la mano experta de Hiroshi Kawaito. Todo esto en un ambiente relajado con un diseño interior que te transporta fuera de la colonia Roma.


  • FOTOS: Vane Flores

  • TEXTO: Isra Vázquez

  • UBICACIÓN: Colima 161, Col. Roma Nte | CDMX

  • HORARIO: Lunes a miércoles de 13:00 a 23:00, jueves a sábado de 13:00 a 02:00 y domingos de 13:00 a 18:00

Fecha de Publicación:
Jueve 23/1 2020