EN LA COLONIA ROMA SE ENCUENTRA UNA PEQUEÑA HELADERÍA CON EL OBJETIVO DE HACER QUE EL CLIENTE SE SIENTA CÓMODO Y DE TRANSMITIR LA DULZURA DE LOS PRODUCTOS QUE VENDEN.

Para crear esta experiencia de sabores las paredes son rosas, los pisos tienen estrellas blancas en un fondo azul y todo está adornado con luces de neón. El interiorismo estuvo a cargo de Alejandra Medina y José Moreno, igual que el logotipo. Así la experiencia en Sweet Monster se vuelve suave –e incluso algo empalagosa en el buen sentido–.

Lo que caracteriza a esta heladería son sus toppings monstruosos divertidos que puedes agregar a tu postre de manera ilimitada. Todos estos están hechos ahí mismo. Los más reconocidos son el Choco Melvin, que está compuesto por brownie, chocolate y choco krispis.

The Munchies es una mezcla de papas fritas, galletas, pretzel y ritz que le da un toque salado. Por último, Birthday Cake es pastel desmoronado de vainilla con chispas de colores.

En Sweet Monster puedes encontrar dos sabores de helado. El primero vainilla y el segundo es un sabor itinerante que varía dependiendo de la temporada del año. Actualmente este es de maracuyá, que es perfecto para refrescarte en estos días de verano.

Si el helado no es lo tuyo también puedes encontrar café, malteadas, galletas y affogatos -una bebida elaborada con helado de vainilla y café-.

Cabe destacar que la mayoría de sus productos son 100% naturales. Además la leche que utilizan proviene de Villa de patos. El cual es un rancho en Coahuila que se caracteriza por ofrecer distintos tipos de leche, no utilizan químicos ni pesticidas en el proceso y son practicantes del libre pastoreo.

Un elemento que hace único este espacio es que es petfriendly. Por lo que si llevas a tu mascota le regalarán un galleta mientras esperas que tu helado este listo.



  • Orizaba 219, esquina con Coahuila, Roma Norte.

  • FOTOS: Paola Félix

  • TEXTO: Mons Ba

Fecha de Publicación:
Lunes 29/07 2019