ORIGINAL GASTRONOMÍA PERUANA CRIOLLA.

Yakumanka –que significa agua y olla en quéchua– cuenta con un claro origen peruano, desde su gastronomía hasta cada rincón del restaurante ubicado en la esquina de las calles Guanajuato y Jalapa en la colonia Roma de la Ciudad de México.

El lugar

El espacio está ambientado como una típica cebichería de colores brillantes. Como punto principal se encuentra una amplia barra de madera natural con texturas de redes de pesca y pescados frescos a la vista en una vitrina que se surte diariamente con productos del mar de origen mexicano.

La carta

Lo que vas a encontrar al centro es la clásica botana de cortesía, las canchitas; que son granos de maíz tostados. Lo que no vas a encontrar son salsas comerciales, ni galletas o tostadas, “nosotros comemos el ceviche con cuchara”, dice Ronal Bautista, chef encargado de Yakumanka en México, y el propósito es ser una auténtica cevichería limeña. No tener este tipo de cortesías en una mesa en México ha sido todo un reto, pero poco a poco los comensales lo han entendido y aceptado.

La carta de Yakumanka fue hecha por el chef Gastón Acurio y es un auténtico viaje por el Perú, desde piqueos con las fusiones peruanas, como nikei (japonesa), chifa (china) hasta la criolla; empanadas de camarón o sushi niguiri. Así mismo, ofrece pesca del día con preparación a elección del comensal, cortes de carne y sopas.

“La cocina peruana es rica gracias a toda esa multiculturalidad. De la combinación de esas culturas han nacido platillos tradicionales”, apunta Ronal.

En cuanto a la cocina caliente de están los clásicos anticuchos, típicas brochetas de las esquinas limeñas, con papitas, choclo y deliciosas salsas de ají rojo y amarillo; sin olvidar y al centro, los mejores piqueos, incluyendo empanadas.

Hablemos de los cebiches peruanos (sí, así con “B”), imperdibles. “El Combinado” es una cítrica combinación de pesca del día y calamar frito. Por otro lado y una de las especialidades, la “La Leche de Tigre”, mezcla de limón, caldo de pescado y otros sazonadores, con variedades que van desde pescado blanco, atún, mariscos e incluso verduras como opción vegetariana.

Y, en cuanto a los postres, no puedes dejar de probar el “Suspiro Limeño”, manjar blanco y merengue al oporto. Que, como dato curioso, el nombre viene de una descripción del poeta José Gálvez; quien dijo que este platillo es suave y dulce como el suspiro de una mujer.

Mixología

La chispa peruana también se plasma en los tragos, siendo la especialidad el “Pisco Sour”; bebida típica a base de pisco y cítricos. Además de una amplia gama de cocteles que cuentan una historia en cada preparación y creados por expertos bartenders especialmente para Yakumanka.

***

Yakumanka, es el verdadero legado de sazón peruano, con comida de casa y calle. Todo impregnado del espíritu, los aromas y las texturas del Perú tradicional y folclórico.



  • FOTOS: Cortesía

Fecha de Publicación:
Miércoles 18/08 2021