header-pre:
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

On 14, Jun 2018|In Diseño | By coolhuntermx

‘Yo como diseñador me fijo en las playeras, en los logos, en los estadios, en los vestidores de los estadios de equipos que han hecho un gran trabajo para llevar esa pasión al terreno del diseño’

Tags | , , , , , , , , ,

UNA COLUMNA –A PROPÓSITO DE LA FIEBRE MUNDIALISTA– DESDE LA PERSPECTIVA DE UN DISEÑADOR: RICARDO LOZANO DE CÍTRICO GRÁFICO.

Jueves 14/07 2018

FOTOS: Cortesía
TEXTO: Ricardo Lozano Villaseñor

Me encanta ir a los estadios, sobre todo cuando viajo a otras ciudades no solo para conocer algo de la personalidad nacional de los asistentes, sino porque me gusta ver el diseño de los espacios, las banderas, los uniformes y lo que se comunica con esos cánticos y colores, con los ritos y gritos.

La identidad es un tema poco valorado cuando se habla de fútbol, regularmente se habla de violencia, de gente sin mucha educación y se usan adjetivos clasistas cuando se habla de los seguidores de los equipos, más en el plano nacional; pero no se habla de la identidad que te dan los colores, un escudo, una playera, un lema pintado en el túnel 13 cuando vas entrando con la emoción de ver a tu equipo ganar, esa emoción no se dice, se vive.

Yo como diseñador me fijo en las playeras, en los logos, en los estadios, en los vestidores de los estadios de equipos que han hecho un gran trabajo para llevar esa pasión al terreno del diseño. Uno de los casos actuales más emblemáticos fue cuando la Juventus de Turín, cambió la identidad de su equipo, un equipo con más de 100 años de existencia (1897) —el segundo más antiguo en Italia después del Genoa—, que juega en uno de los países más futboleros del mundo, país donde Maradona pudo levantar un bulto de equipo en Nápoles y darle 5 campeonatos sólo con el poder de hacer creer a un pueblo entero que se podían lograr cosas mejores y donde en su mismo mundial en el 90 le voltearon la cara tratándolo como escoria, un país donde los colores de la playera de su selección son más importantes que muchas cosas, donde no estar este año clasificados al mundial, no sólo es una pérdida económica, sino una pérdida emocional tan fuerte que no hay nada que los consuele.

 

La Juve le encargó en 2016 a la prestigiada firma internacional Interbrand la nueva identidad, que a partir de la siguiente temporada haría que los fanáticos del club se sintieran atraídos, o no, ya que causó un rechazo inmediato por parte de los seguidores y la comunidad futbolera en general, era un diseño limpio, sobrio y con un concepto excepcional, que sólo utilizó la forma del escudo y diseñaron una J, así tipográficamente se cambiaba el paradigma de diseño en esta rama, pero esto no había funcionado para identificar a los fans con la nueva marca que proponía la directiva. Al final se quedaron con el logo rediseñado y la venta de playeras, ha aumentado enormemente al igual que de cualquier promocional que venden por toda Italia en tiendas de diseño y de souvenirs. Primero tuvieron que pactar con la fanaticada, para poder seguir adelante, en este caso no era si funcionaba o no el diseño, era más una cuestión de orgullo, de historia y de legado con lo que este club tenía que luchar. Sus colores no se tocaron y esto permitió una transición más pacífica.

 

Colores emblemáticos

El azul y oro de los Pumas, la albiceleste de Maradona, Gurruchaga y Menotti, dos veces campeón del mundo, como jugador y como entrenador; les bleus de Zidane que ganaron su propio mundial en 1998; la verdeamarela de Pelé, Ronaldo, Romario y otras leyendas brasileñas, los únicos tetracampeones; el uniforme a rayas negras y blancas de la Juve, pero también del New Casttle, la franja roja en diagonal de River Plate sobre un uniforme blanco y shorts negros; el blanco de los merengues de Real Madrid; o sus enemigos directos con los colores blaugrana del Barcelona de Messi, Iniesta y Xavi…

Ahora que viene el mundial, me hace pensar en los colores de las selecciones que no estarán, la naranja mecánica holandesa o los azzurris italianos, que finalmente no representarán a sus naciones frente a los otros 31 equipos que cada 4 años se enfrentan para luchar por la copa. Todos estos equipos y otros muchos que, independientemente de modas actuales de poner colores fosforolocos en los kits de visita, siempre se han reconocido por esa identidad que les dan sus colores, además de por sus escudos, que si se diseñaran como el de la Juve, harían que se lograra una mejor comunión con los hinchas, como dicen los argentinos.

 

 

Diseñando mensajes

Ahora le toca a las mujeres cambiar el paradigma del diseño en el fútbol, ahora que la selección femenil de Holanda cambió el tradicional logotipo oficial de los leones por la forma de leonas, para distinguir a las selecciones. Ahora que en México se rompió el récord de asistencia a una final de la liga profesional de mujeres con casi 50 mil asistentes al estadio de las rayadas de Monterrey. Ahora que en Noruega las mujeres ganan lo mismo que los hombres en el equipo nacional, ya se están cambiando las reglas, es un buen momento para diseñar mejor para las que vienen por un pedazo de ese pastel multimillonario y con un mensaje de que este ya no es más el juego del hombre, cómo unos cuantos cronistas se aferran a seguir llamándolo. Es momento de diseñar mejores espacios de convivencia masiva, de diseñar mejores mensajes sobre el deporte, mejores y más incluyentes estadios y de buscar tener mejores prácticas para lograr que la juventud se enfoque en mejores maneras de hacer ciudad y de hacer el bien, y sí, también puede ser a través del deporte.

 

 

 

 

Aware