header-pre:
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

On 29, Nov 2017 | No Comments | In Trend | By coolhuntermx

‘Él llegó con una personalidad apagada y bastante escéptico, pero poco después de empezar a trabajar como valedor, esto cambió, creyó en el proyecto, trabaja en casi todas las ediciones, le encanta la fotografía y participa en distintos talleres. Hoy está acabando de pagar sus estudios. Tiene su propio cuarto. Dejó ya la situación de calle’

Tags | , , , , , , ,

UNA REVISTA QUE OFRECE LA OPORTUNIDAD DE REINSERCIÓN A PERSONAS EXCLUIDAS, A TRAVÉS DE SU VENTA, Y ASÍ MEJORAR EL ESTILO DE VIDA DE ÉSTAS.

Jueves 30/11 2017

FOTOS: Hannah Cauhépé / Cortesía
TEXTO: Regina Soberón

Los llamados street papers o papeles callejeros crean empleos para las personas sin hogar, quienes los compran al costo y los venden por un precio mayor para así tener un ingreso legítimo y constante para mejorar su estilo de vida.

***

Después de conocer el periódico callejero inglés The Big Issue, María Portilla, Regina Rivero Borrell y Paula García se unen para empezar la primer revista callejera en la Ciudad de México a la cual llaman Mi Valedor; una revista que promueve la cobertura de temas vividos en la calle, visto por sus ojos de los indigentes para así poder promover y fortalecer una red social con las comunidades en situación de calle.

Al ser un Street paper, queríamos que el nombre fuera una palabra de la calle, una palabra que usara la gente en esta situación que hablara de la cultura de la calle, una palabra que también se usara en el D.F, ya que el contenido es del D.F. es así como llegamos a Mi Valedor. Que es, un término muy coloquial que habla de alguien que te echa la mano, tu compa, una persona que te ayuda, tu protector.

El modelo es sencillo: se elige el concepto y tema de la revista, se hacen lluvias de ideas e investigación con los valedores y se les imparten talleres de escritura y fotografía. Luego, se hace la selección para publicarlos. Las primero cinco revistas se les regalan a los valedores para que ellos las vendan. Después de esto, las revistas se les dan a $5.00 cada una para que ellos las vendan a $20.00.

Hay varios casos de éxito como es la historia de Francisco, quién después de salir de la cárcel por un delito menor, no lograba conseguir trabajo y vivía en un albergue. “Él llegó con una personalidad apagada y bastante escéptico, pero poco después de empezar a trabajar como valedor, esto cambió, creyó en el proyecto, trabaja en casi todas las ediciones, le encanta la fotografía y participa en distintos talleres. Hoy está acabando de pagar sus estudios. Tiene su propio cuarto. Dejó ya la situación de calle.”

Han pasado tan solo dos años y medio –y catorce ediciones– desde que Mi Valedor imprimió su primera edición. Hoy cuentan ya con veinte valedores constantes y 35, en promedio, flotantes, y podemos encontrarlos en las delegaciones Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Coyoacán, aunque también en ocasiones en lugares como en el Museo Tamayo.

Recuerda seguirlos en sus redes y buscar a tu valedor más cercano, ya que, con la compra de la revista, promueves una mano útil y el pago justo por un trabajo creativo que fortalece la identidad de nuestros ciudadanos.

Aware