PLATICAMOS CON EXPERTOS EN EDUCACIÓN SOBRE ALGUNAS DE LAS PROBLEMÁTICAS DE LA FORMACIÓN EN LA ACTUALIDAD.

Previo al día del maestro platicamos con tres especialistas en docencia que han transformado la educación de sus propias disciplinas de la mano de diferentes universidades en México. Moisés Hernández es el creador de Diario y el director de las carreras de diseño en el TEC de la CDMX. Mónica Mendoza Bravo es directora de la carrera de Diseño Textil y Moda, además de las maestrías y posgrados en CENTRO. Y Nacho Cadena, el director de Cadena Concept Design ha dado forma a programas curriculares de universidades como el CEDIM, además de ser asesor en Centro y ser ponente y profesor en distintas ocasiones. A continuación recuperamos algunos puntos claves de la charla.

La educación lleva un tiempo digitalizándose, pero la cuarentena ha hecho esta transición más rápida. ¿Cómo creen que el diseño, industrial, gráfico y moda, se pueda adaptar a estas modalidades?

Para Moisés, si una institución estaba preparada para dar el salto a lo digital por completo era el TEC. Aunque en la práctica hay habilidades que no se pueden adquirir desde casa y que necesitan ser más valoradas. La carrera de diseño industrial busca que los alumnos puedan entregar proyectos tangibles, pero la contingencia hizo que cambiara.

Para Mónica, la prisa ha sido un detonador de la creatividad y un término clave de estos nuevos modelos ha sido la flexibilidad. Han surgido habilidades inesperadas -talentos escondidos- de los profesores que han ayudado a sortear el momento. Todo el esfuerzo por llevar la enseñanza al mundo virtual se realizó en una semana.

La contingencia ha sido una probadita de lo que considerábamos que sería el futuro y nos hemos dado cuenta que no nos gusta tanto. Necesitamos la interacción en persona.

El momento de pausa global ha sido en la opinión de Nacho una especie de trauma generalizado. La clave para él es tomar un momento para replantear la labor del diseñador, de la institución y del estudiante. La realidad es que la nueva normalidad, no estará hecho de burbujas. Él la imagina como una especie de híbrido y así lo visualiza para la educación. Se harán eficientes los procesos que antes eran innecesarios.

¿Qué aspectos de la formación creen que siguen siendo importantes de desarrollar de forma presencial?

De manera general, las habilidades manuales siguen siendo indispensables en la formación. Para pensar en diseñar cosas intangibles, Moisés, Monica y Nacho opinan que hay que adquirir habilidades básicas. Oficios que se aprenden en el taller, al coser o hacer un banco. Pero también todo lo que ocurre afuera de las aulas, visitar una expo, salir de fiesta, o una conversación que detona algo que se transforma en diseño.

En otros foros se ha hablado sobre cómo la educación de diseño tiende a generar un perfil del egresado que aspira a diseñar “como en Europa” (bajo estándares de diseño sueco para los industriales, por ejemplo). ¿Creen que eso sucede en su ramo?

En palabras de Mónica: Es muy difícil escapar a la estética del tiempo al que perteneces. Aún bajo la intención de ser innovador o futurista, lo que se genera resulta chusco cuando se voltea a ver más adelante. Lo que nos parece ajeno siempre resulta atractivo, la fascinación de los extranjeros por la cultura mexicana podría compararse con los estudiantes de moda que desde acá buscan diseñar bajo preceptos japoneses. Esas referencias cruzadas inevitablemente generan algo totalmente nuevo.

Para Nacho la sobre intelectualización del diseño le resta capacidad de explorar a nuevos territorios. Ahora el diseño se ha democratizado y se preocupa por voltear a ver el mundo que nos rodea, para llegar a mejores resultados. Es dificil para los jóvenes en la actualidad, con el constante bombardeo de imágenes, concluir bajo sus propios estándares lo que significa buen diseño. Eso hace que se repitan en su práctica o que todos lleguen a estéticas similares.

Estos procesos de imitación son normales en las etapas educativas, porque hasta la misma creatividad sigue en formación. En la opinión de Moisés lo más valioso es que los alumnos aprendan a resolver problemas y la metodología de trabajo para que aprendan a ser profesionales, más allá de hablar de estilos.

Los profesores tienen que tener la capacidad de mostrar no solo lo que sucede en Europa sino en todo el mundo. Un panorama amplio les permite encausarse y tomar impulso.

Parte de los procesos de diseño en el desarrollo de nuevos productos es su eventual manejo como residuo o descomposición. ¿Qué tan importante es entender esto desde el punto de vista académico?

Esta preocupación es fundamental para la academia. Pero la manera en la que se ha incluido en los planes de estudios ha cambiado, ahora los estudiantes lo aprenden desde su contexto. La información que reciben de agentes externos (medios de comunicación, redes sociales, ect.) les hace llegar ya a la universidad con distintas preocupaciones. Se preguntan con qué materiales trabajar, por qué diseñar ropa para un género en específico o en desarrollar un objeto para una población para la que normalmente no se diseña.

***

Si quieres profundizar sobre la educación de diseño te invitamos a que consultes la charla que tuvimos con ellos en nuestro perfil de Facebook.


  • ENTREVISTA: Rodrigo De N. Colmenero

Fecha de Publicación:
Viernes 15/05/ 2020



Retos de la educación creativa en México.

Reunimos a grandes personajes para platicar acerca de la educación de diseño en México, su desarrollo y los retos de la educación creativa . 🎓🇲🇽

Posted by coolhuntermx on Thursday, May 14, 2020