header-pre:
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

On 27, Feb 2018|In Elecciones | By coolhuntermx

‘Vale la pena recordar que al votar por un candidato, no solo se elige a esa persona, sino a la gente que le rodea’

Tags | , ,

ESCÁNDALOS DE CORRUPCIÓN, DESVÍOS DE RECURSOS Y PÉSIMOS MANDATOS SON SÓLO ALGUNOS DE LOS PEQUEÑOS SEÑALAMIENTOS ALREDEDOR DE LAS PERSONAS CERCANAS A LOS CANDIDATOS QUE SE CONTENDRÁN EN 2018.

Martes 27/02 2018

FOTOS: Cortesía Inforema/Forbes/El Universal
TEXTO: Cristina Salmerón

Estamos en espera del arranque de las campañas electorales, y las de a deveras. El Instituto Nacional Electoral registró a tres candidatos con partidos políticos que han hecho alianza y hay otros tres independientes en espera de aprobación de sus firmas recabadas. Si todas ellas resultan legales, tendremos en la carrera por la presidencia a Margarita Zavala, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” y Armando Ríos Piter (aunque habrá que esperar, pues el INE ya dijo que hay muchas firmas ilegales).

Los ya seguros que iniciarán su campaña al frente de su coalición son Ricardo Anaya (Por México al Frente: PAN, PRD y Movimiento Ciudadano), Andrés Manuel López Obrador (Juntos haremos historia: Morena, PT y PES) y José Antonio Meade (Todos por México: PRI y PVEM).

En este camino, los candidatos no van solos, cada uno tiene un equipo que les ayudará en su campaña, solo que… no todos se han rodeado de la mejor gente. Entre los políticos y líderes que los apoyan hay personas ligadas a la corrupción y a la falta de rendición de cuentas. ¿Quiénes son esas “manzanas podridas” que tiene cada candidato entre su gente más cercana?

Eruviel Ávila con José Antonio Meade

Fue gobernador del Estado de México de 2011 a 2017 y anteriormente presidente municipal de Ecatepec, ahora se desempeña como vicecoordinador de campaña de José Antonio Meade. Este personaje presenta algunos señalamientos como compra de votos, un pésimo mandato en Edomex y su poca respuesta ante el caso la “Estafa maestra”, donde la Universidad Autónoma del Estado de México está implicada. Durante el último año de su gobierno, los asesinatos dolosos y secuestros incrementaron, esto sin mencionar la corrupción y los feminicidios que han ascendido a 301 casos durante 2017.

Al propio Meade se le acusa de ser quien dejó pasar el “gasolinazo” (subir casi 4 pesos por litro en un año) y de los desvíos de dineros en la Secretaría de Desarrollo Social al frente de Rosario Robles, donde después fue titular.

 

Napoleón Gómez Urrutia con AMLO

Su candidatura al Senado por la vía plurinominal por parte de Morena ha causado descontento por estar implicado en un fraude que asciende a 55mdd. Sigue al frente del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos dirigiéndolo desde Vancouver, Canadá, cuando se autoexilió por las constantes acusaciones de fraude y la explosión de Pasta de Conchos en 2006, donde 65 mineros murieron atrapados.

Otros de los nombres que causan extrañeza dentro del equipo de AMLO, por no gozar de buena reputación o por ser exmiembros de sus partidos opositores son la expanista Gabriela Cuevas y el jugador de futbol y presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco. Erika Hernández Gordillo y René Fujiwara, sobrina y nieto de Elba Esther Gordillo, exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (y antes opositora de López Obrador).

 

Rafael Moreno Valle Rosas con Ricardo Anaya

 

El 1 de febrero anunció que dejaría de ser gobernador de Puebla para dedicarse “en cuerpo y alma” a buscar ser el candidato presidencial del PAN. No lo logró, pero declinó y ahora apoya a Ricardo Anaya. A él se le acusa de que durante su administración, los feminicidios aumentaron en 575%. El 28 de junio de 2016, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres le pidió a su gobierno que emitiera la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, algo que Moreno Valle no atendió.

Otro caso escabroso es el de la construcción de la “Estrella de Puebla”, una rueda de la fortuna que costó 400 millones de pesos y cuyo ejercicio presupuestal ha sido opaco. Otro de los nombres que se manejan como “manzanas podridas” en la coalición es Dante Delgado, Coordinador nacional de Movimiento Ciudadano. Fue encarcelado en 1996 (por 15 meses) en el penal de Pacho Viejo por delitos de corrupción, le acusaron de causar daño al erario público por un monto de 450 millones de pesos.

 

El problema de las “manzanas podridas”

En una elección que se ve tan competida, los candidatos han sumado todo tipo de políticos y líderes. Esta adición de personajes tiene una doble repercusión, la primera y más importante para las coaliciones es sumar votos (de donde sea), pero la segunda es que que lejos de beneficiar su imagen (y dejando a un lado la imagen, el futuro del país), pueden restar puntos entre el electorado indeciso en darles o no su aprobación.

En el sitio Sinembargo, Juan Luis Hernández Avedaño, analista político de la Universidad Iberoamericana campus Puebla, lo explica muy claramente: “Los partidos, en buena medida, están pensando en el corto plazo. Naturalmente, la estrategia es sumar a los más sumables, en términos de recursos, clientelas, estructuras territoriales, etcétera. [En cambio], a mediano y a largo plazo, estas decisiones de acercarse con los más impresentables, lo que hacen es dañar la credibilidad de los partidos”.

Así, una alianza de un partido de izquierda como es Morena con el Partido Encuentro Social (de ultraderecha) puede crear un descontento entre los seguidores de López Obrador. Si a esto se añaden los familiares de Elba Esther Gordillo, se puede crear aún mayor incongruencia con la línea inicial del partido más nuevo y puntero (hasta ahora) en la contienda.

Hernández Avedaño explica que “el verdadero problema […] son los intereses comprometidos, los intereses creados, los intereses jugados durante todos estos años, que por supuesto, están tratando de ver cómo le hacen para sostenerlos y no perderlos”, añade que la clase política en México “está haciendo verdaderas aberraciones en términos de representación de intereses”.

Si de por sí, la elección de un candidato que nos represente con orgullo es actualmente una tarea difícil, ¿qué podemos esperar si siguen sumando manzanas podridas a sus equipos? Vale la pena recordar que al votar por un candidato, no solo se elige a esa persona, sino a la gente que le rodea. Informarnos de quiénes son cada uno de ellos puede ser un factor importante para decidir a quién queremos como futuro presidente de México.

 

Aware