LOS POSIBLES ESCENARIOS DONDE EL DISEÑO TENDRÁ MUCHO POR HACER ESTE 2019 EN MÉXICO.

Hoy es innegable la influencia global en nuestro consumo de información y evidentemente en muchos otros aspectos. “Piensa global y actúa local” es un dicho que ha permanecido en vigencia durante un par de años y aunque el objetivo de este artículo es especular únicamente sobre el panorama local, no dejamos de lado la influencia de otras partes del mundo.

Detallamos cinco escenarios posibles en áreas del diseño observados desde nuestra práctica cercana a creadores, plataformas y líderes en las industrias creativas a quienes seguimos el paso en una ciudad tan cambiante y multicultural como lo es la Ciudad de México. Ampliando los límites y teniendo ojos en Guadalajara, Mérida, Puebla y esperamos próximamente, en muchas ciudades más.

SINERGIA CON EMPRESAS

“He pasado del branding al web, del web al ux y del ux al ‘whatever the fuck’ esté de moda como el aclamado service design y el incomprendido pero sexy diseño de futuros. Al final del día, todo es diseño. Solo se va rotando de etiquetas dependiendo del nuevo buzzword en la más nueva edición de Harvard Business Review”.

Alejandro Ruiz, diseñador

El Diseño de Servicios ha cobrado fuerza con comunidades que organizan charlas, seminarios y talleres para explorar la incidencia de este enfoque en la empresas que desean adaptarse a los nuevos cambios y exigencias de la creciente competencia.

“El diseño de servicios y el diseño prospectivo siguen expandiéndose rápidamente, pero no creo que el método sea lo importante, sino el problema en el que se aplique. Veo una necesidad de un diseño más empático, más accesible, más comunitario, más democrático. Cualquier diseñador que haga esfuerzos en esas áreas va a estar un paso adelante en la creación de productos y servicios que resuelvan verdaderos problemas en la vida de las personas.”

Gabriela Salinas, Service Design México

Por otro lado, el diseño se está convirtiendo en una herramienta aliada para empresas que buscan crear productos más eficientes. Las colaboraciones con diseñadores se han generado de dos formas: tanto para el diseño de objetos o servicios como para la capacitación y asesoría de departamentos de diseño dentro de las mismas empresas. Ejemplo de ello, son las colaboraciones de Moisés Hernández con Helvex y Joel Escalona con Urrea México.

UNA CIUDAD DE DATOS ABIERTOS

Hace unos días fue anunciada la formación de la “Agencia Digital de Innovación Pública”: el portal de datos abiertos de la Ciudad de México. En el sitio web puedes obtener estadísticas sobre Desarrollo Urbano, Vivienda y Territorio; Movilidad; Medio Ambiente y Cambio Climático; Justicia y Seguridad, entre otros.

Un primer gran paso cuyo impacto se reflejará en la medida que la sociedad civil, arquitectos, diseñadores y urbanistas utilicen esta información para generar propuestas que mejoren la calidad de vida en la ciudad.

Puede ser una gran oportunidad para comenzar una relación más cercana entre la comunidad creativa y gobierno. Y dar pie a más desarrollo de aplicaciones, estrategias y sistemas que permitan realizar trámites oficiales en plataformas digitales del gobierno. Implementar una gobernanza digital que permita agilizar trámites burocráticos, algo que se ha buscado desde hace años. Será un año que nos permita vislumbrar estos primeros pasos.

DISEÑO COLECCIONABLE

El trabajo de ferias, curadores, galerías, exhibición y venta de diseño en nuestro país, han propiciado un espacio de cercanía entre el público y el diseñador. Parece surgir un nuevo público consumidor de piezas de diseño y prueba de ello, es la gran aceptación del área de diseño en una de las ferias de arte más importantes en México. El aumento de colaboraciones entre diseñadores y productores locales con altos estándares de calidad ha dado como resultado, piezas de ediciones limitadas sometidos a un proceso de ardua experimentación e investigación. Cuentan incluso con mayor proyección internacional que nacional. Un mercado nacional que tal vez empiece a manifestarse a lo largo de este año.

“Cada una de las piezas que desarrollamos es muy compleja y la elaboración y aportación de los maestros artesanos con los que trabajamos hacen que las piezas sean únicas. Sin mencionar que Ewe Studio es uno de los pocos estudios que está abriendo paso en el camino del diseño coleccionable en México”.

Pilar de Ariño, diseñadora en Ewe Studio

Estudios y galerías pioneros en este sentido como Ángulo Cero y Ewe Studio, así como la apertura de tres galerías más el año pasado generan un interesante escenario (hablamos de Clásicos Mexicanos, Cala y Studio IMA). Y con la próxima apertura en febrero de MASA, habrá que ver hacía dónde se dirige el diseño coleccionable con creadores líderes como Héctor Esrawe, Joel Escalona y Tezontle Studio, entre otros.

EMPODERAMIENTO

Hablamos del papel de la mujer en las industrias creativas y no precisamente porque haya aumentado la visibilidad de su aporte en disciplinas como el diseño y la arquitectura, sino por su participación cada vez más activa para generar comunidad. Hace un par de años no era tan evidente como ahora, por ejemplo, la celebración del primer festival de arte digital hecho por mujeres Hello World. Y que este año viene con un programa más amplio.

“A partir de la primera edición de Hello World hemos visto una unión y red de mujeres en la que seguimos colaborando”.

–Anabel Becerril, artista visual y digital en Laboratorio 118

También el proyecto Ladies Wine Design en una sesión para hacer networking con creativas de Guadalajara. Colectivos, seminarios, exposiciones y conservatorios que buscan una difusión más equitativa de la labor creativa de las mujeres.

FRONTERAS

Partiendo de la definición de frontera desde dos enfoques, por un lado: Por un lado, las fronteras territoriales cuando diseñadores extranjeros vienen al país para desarrollar proyectos y por consiguiente, nuevas estéticas resultado del encuentro entre dos culturas. Diseñadores como Clemence Seilles, Fabien Cappello y Orfeo Quagliata, por mencionar algunos.

Ya no hay limitaciones para crear pensando desde otro campo. Ahora se trata de experimentar para ampliar los límites creativos. Desde la música, la gastronomía o la política para redefinir procesos, propuestas o estrategias. Tal es el caso de Fernando Laposse con su proyecto Totomoxtle que comenzó en 2016 pero que aportó a la difusión y consumo responsable del maíz que ha tomado fuerza este último año.

Límites desvanecidos entre las profesiones, arquitectos que arte o artistas que incursionan en los objetos funcionales. Fronteras que seguramente se irán desvaneciendo cada vez más para dar pie a nuevos discursos, nuevas maneras de ver, de ser y hacer.

“Esta ciudad tiene una fuerza que, para bien y para mal, domina cualquier evento y esfuerzo individual. Eso hace cada año impredecible y la posición del artista (¡y del transeúnte!) solo puede ser la del surfista: no podemos controlar la ola pero podemos deslizarnos (o ahogarnos) sobre ella. Lo que vislumbro para este nuevo año es que va haber oleaje”.

–Alberto Odériz, arquitecto.




Fecha de Publicación:
Jueves 17/01 2019